26.5.09

RESTAURANTE EL MAJUELO


Hoy os voy a hablar de "El Majuelo" un restaurante de Salamanca que se encuentra en la Plaza de la fuente, fue inaugurado en 2003 y desde ese año no iba por allí pero ayer después de que viniéramos de la inauguración oficial de "Carlos Barco Restaurante" pasamos por allí a tomar algo.
Nos comimos una costilla de Kobe a la brasa, impresionante de presencia, imponente de sabor, una jugosidad increíble, para 2 personas por el módico precio de 50 € , aparte nos tomamos 2 copas de Pinna Fidelis, la verdad que merece la pena probarla porque es sinceramente uno de los platos que más me han gustado últimamente, aparte tienes hasta 26 tapas elaboradas al momento, entre las que destacaría, "Carpaccio de manos de cerdo", "Rulo de salmón, queso y mango" "Vieira con azafrán" por decir algunas, muy bien presentadas, y con una pinta exquisita.
Además cuentan con restaurante en el cual te podrás comer la mencionada "costillita" de Kobe entre otras cosas, buen embutido y una cocina de mercado que no te dejará indiferente, pues la verdad es que lo hacen para mi gusto muy bien.
Ojalá hubiera más restaurantes en Salamanca como este, buena materia prima, ganas de hacer las cosas bien y profesionales como la copa de un pino.
Enhorabuena.
HASTA SIEMPRE

19.5.09

RABO DE TORO AL OPORTO


Salamanca siempre ha sido un símbolo de toros, una ciudad que como dice la canción: "Salamanca, arte, saber y toros...", por eso hoy vamos a elaborar una receta con rabo de toro, si lo encontramos, si no, podemos prepararlo con rabo de vaca, el sabor es menos intenso pero aún así muy jugoso y tierno.
En el Restaurante Montero es una de las tapas que ofrecemos, completamente deshuesado y formando una pequeña albóndiga.
Para 4 personas:
2 Rabos de toro o vaca.
2 Zanahorias
2 Puerros
2 Cebollas
1 Litro de Oporto
1 Litro de Pinna Fidelis D.O. Ribera del Duero
Sal
2 Clavos de olor
1 litro de agua mineral
PREPARACIÓN:
Troceamos toda la verdura de manera un poco gruesa, troceamos el rabo y lo ponemos todo en una cazuela junto con el vino y un poco de agua mineral. Sazonamos ligeramente, no mucho, pues al estar bastante tiempo al fuego el jugo va a reducir mucho y la sal se concentraría en exceso.
Cocinamos durante 4 horas a fuego muy lento, si utilizamos olla express tardará menos, pero a mí particularmente no me gusta este método.
Una vez que el rabo está cocido, lo sacamos de la cazuela y deshuesamos, en caliente se hace mejor, pero si nos quemamos podemos esperar a que se enfríe un poco, pasamos toda la carne por la thermomix, para conseguir una especie de farsa, con la que formaremos las albóndigas.
Colamos todo el caldo y pondremos en el fuego a reducir, hasta conseguir 1/4 parte del volumen, la salsa debe quedar tipo glasa.
Probamos de sal y rectificamos si hiciese falta.
Calentamos las albóndigas en su salsa, regándolas continuamente, con lo que quedará un bonito tono brillante en cada albóndiga.
HASTA SIEMPRE COMPADRES.

11.5.09

RESTAURANTE EL BULLI


Ayer por la noche tuve un poco de tiempo y me puse a ver los reportajes que ha hecho TVE en "El Bulli", viendo estos reportajes te das cuenta de por que año tras año lo nombran como mejor restaurante del mundo, las sensaciones que generó en mi fueron maravillosas, te contagia toda esa magia que desprenden cada uno de los protagonistas, son de esas veces que te entran ganas de cocinar, de pensar en lo que haces, de hacer cosas nuevas, en fin es como un estímulo para superarte en el día a día, de seguir creyendo en este oficio y de poner ilusión en lo que haces.
Seguramente haya mucha gente que critique a Adriá por muchas cosas, pero lo que nadie puede conseguir es la magia que transmite cuando habla, cuando te explica el ¿porque? de cada cosa de cada plato, las sensaciones que genera este cocinero no las genera ningún otro, al menos en mi caso, hay cocineros muy buenos, excepcionales, pero creo y en mi modesta opinión que Adriá está por encima de todos, en cuanto a conceptos, elaboraciones y sobre todo en cuanto a explicaciones, ver como año tras año ha ido buscando el siguiente peldaño de una escalera que parece no tener fin es algo mágico, como diría el gran Robe "si mi vida fuera una escalera, me la he pasado entera buscando el siguiente escalón", creó que este restaurante será algo único en el mundo, que una vez que se retiren permanecerá en la memoria de todos como un verdadero templo gastronómico, al cual si Dios quiere iré a cenar y no sólo de visita como hace 5 años.
Hubo una frase que me gustó mucho de un hombre que no recuero el nombre, y dijo "es más fácil entrar en el cielo que en El Bulli", pues yo desde luego quiero ir a los dos sitios.
HASTA SIEMPRE