19.10.09

PATATAS, HUEVOS Y UNA GALLINA


Elementos simples y de primera necesidad, alimentos de toda la vida, eso es lo que realmente me gusta, patatas de la tierra de algún amigo, huevos de las gallinas de Vicky y una gallina, gallo o cualquier ave con la que elaborar un buen caldo.
Como os digo me encanta cocinar con estos ingredientes, el otro día preparamos esta tapa tan sencilla:
Preparamos un caldo de ave con gallina principalmente, con verdura, puerro, zanahoria, cebolla, un huesito de jamón, dejamos cocer lentamente, a pequeños borbotones, si tienes paciencia te quedará mejor, esperando hasta que adquiera ese tono dorado, bonito y brillante.
Para las patatas rotas, el sistema va a ser el mismo que preparar una tortilla de patata, patatas, cebolla y aceite de oliva a fuego lento, con mimo, con cariño, al final las rompemos sin que lleguen a ser puré.
Para el huevo poché, en un trozo de papel film untado con aceite de oliva y ayudándonos de una flanera o taza introducimos un huevo, salamos y cerramos el papel film, (otro día pongo fotos de esta operación) cocemos durante 6 minutos en agua hirviendo y servimos.
Con todo esto obtenemos:
EL HUEVO POCHÉ, PATATAS ROTAS Y CALDO DE AVE.
Espero que os guste.
HASTA SIEMPRE

2 comentarios:

Curra dijo...

uhm¡¡¡ qué rico. Acabo de comer, qué pena.
Besos

pityenlacocina dijo...

que rico plato, uno de estos y nos arregla la comida entera, perfecto para el invierno, besitos desde londres