17.8.09

PAN CON CHOCOLATE, SAL Y ACEITE


Este que os presento es uno de nuestros postres, "Pan con chocolate, sal y aceite", es un poste típico de toda la vida, al cual le hemos querido dar otro enfoque y hacerlo de otra manera, pero guardando la esencia de aquellas meriendas.
Nunca he sido de costumbres, pero de pequeño tenía una, merendar a las 17:30, siempre me entraba hambre, unos días me daban una cosa y otros otras, pero mi merienda preferida era el chocolate con pan, me acuerdo del chocolate de San Tocildes como si fuera ayer, lo metía entre dos rebanadas de pan y me ponía a masticar como un loco, cosas de la edad supongo.
Con el tiempo fui avanzando en mi manera de comer el chocolate, que si Nocilla, que si Nutella, que si Milkybar y yo que se cuantas historias más, pero el recuerdo era el del auténtico, el del chocolate, hubo una época en la que una vez más cosas de la edad andaba como dice mi compadre "El fenómeno" sin "piñata" osea, sin dientes, y me empeñé en comer chocolate, pero no podía, era imposible, así que por arte de magia se me "encendió la bombilla"... enchufé el tostador, metí el pan con el chocolate y se me arregló la merienda, todavía me acuerdo de ese chocolate negro fundido y el olor a chocolate quemado dentro del tostador, el pan crujiente... vaya delicia, esos berretes en la cara fruto de la satisfacción, no se si de lo logrado o de haber podido merendar. Claro las consecuencias no tardaron en llegar, mi madre descubrió el tostador y para que os voy a contar.....
A día de hoy de vez en cuando lo vuelvo a hacer, pero muy de vez en cuando.
A esta merienda le quise añadir para el restaurante la sal y el aceite de oliva, rememorando esas viejas meriendas de la época de "Mami pruden" por lo menos.
La sal y el aceite de oliva potencian las propiedades del chocolate hasta adquirir unos matices impresionantes, esto lo aprendí con el maestro Carlos Barco.
En definitiva, un postre del pasado en el presente.
HASTA SIEMPRE

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ummm... qué pinta.

Espero probarlo pronto.

Merce dijo...

Riquísimo!!! este postre es como volver a la niñez, pero con un pan crujiente y blandito...un chocolate helado.....y un toque de aceite y sal que realmente ensalzan el sabor del chocolate. Todo un acierto Jorge.
Saludos!

jorge lozano dijo...

Muchas gracias Merce, me encanta que hayas disfrutado con este postre, ahora mismo y es un secreto, estoy trabajando para hacer una "Pantera rosa", vamos a ver como nos queda

HASTA SIEMPRE